Este Paquete ya no esta disponible
Foto de Ruta de las Siete Villas de los PedrochesFoto de Ruta de las Siete Villas de los PedrochesFoto de Ruta de las Siete Villas de los PedrochesFoto de Ruta de las Siete Villas de los PedrochesFoto de Ruta de las Siete Villas de los PedrochesFoto de Ruta de las Siete Villas de los PedrochesFoto de Ruta de las Siete Villas de los PedrochesFoto de Ruta de las Siete Villas de los PedrochesFoto de Ruta de las Siete Villas de los Pedroches0
REGIÓN

Andalucía

DURACIÓN

Full Day (1 día)

PASAJEROS MÍNIMO

1 pasajero

TIEMPO ANTICIPADO DE COMPRA

72 horas

Ruta de las Siete Villas de los Pedroches

Descripción

HISTORIA DE PEDROCHE

Aunque se desconoce la fecha exacta de su fundación, se cree que tuvo su origen en época prerromana. Se le conocía con el nombre de Baedro en la época romana y fue capital de la región Baedronens: de esta época perdura una calzada, un puente de un solo vano y buen número de sarcófagos y cistas.

Su mayor poderío lo alcanza en tiempos de la dominación árabe: siendo Bitraws la población más importante de Fash al Ballut (Valle de las Bellotas) y una de las más importantes de la provincia de Córdoba. En el año 1492 unas ordenanzas dadas por los Reyes Católicos permiten la formación de una comunidad rústica que tendría su capital en Pedroche y que, con el nombre de las Siete Villas de Los Pedroches, englobaba a: Pedroche, Torremilano (Dos Torres), Torrecampo, Villanueva de Córdoba, Pozoblanco, Alcaracejos y Añora, reuniéndose los días 8 de septiembre de cada año en el Santuario de la Virgen de Piedrasantas de Pedroche, hasta 1837. En su honor, celebra Pedroche sus fiestas mayores donde son dignos de ver los “piostros”, jinetes que montan cabalgaduras adornadas con bellas mantas que también reciben este nombre.

La época de máximo esplendor llega para Pedroche en el S. XVI, época en la que se construyen los edificios más importantes de esta localidad.

Punto de Partida

Pedroche

Itinerarios

Día 1Ruta de las Siete Villas
  • Lugares para visitar:

1. Plaza de las Siete Villas
2. Parroquia del Salvador

3. Torre renacentista
4. Ermita Santa María del Castillo
5. Convento Madres Concepcionistas
6. Ermita Virgen de Piedrasantas
7. Ermita de San Sebastián
8. Ermita de Santa Lucia
9. Cuevas
10. La Judería


DOS TORRES
Fue el 11 de diciembre de 1839 cuando el General Espartero, regente de la Reina Isabel II, decretó la fusión en una sola villa (Dos Torres) de las poblaciones medievales de Torremilano y Torrefranca, históricamente juntas, desde el punto de vista espacial, aunque muy diferentes desde la óptica jurídico-administrativa.
Torrefranca fue una de las villas que integraron el antiguo Señorío de Santa Eufemia, mientras que Torremilano formaba parte de Las Siete Villas de Los Pedroches, siendo por tanto, villa de realengo.
Torremilano fue, con el tiempo, cabecera administrativa de las Siete Villas, asentándose en ella el primer Corregidor Real de Los Pedroches, D. Fco. Miguel Díaz de Mendoza.
El casco histórico de Dos Torres ha conservado a través de los siglos la tipología de la vivienda tradicional, lo que le ha supuesto la declaración como Bien de Interés Cultural con la categoría de Conjunto Histórico. A ello se añade la presencia de interesantes muestras de arquitectura religiosa. Así es posible admirar elementos arquitectónicos excepcionales por su autenticidad y belleza, como puentes, ermitas, iglesias o casas con artísticas portadas de remarcados dinteles y escudos heráldicos que reflejan la importancia de la villa en el pasado.

  • Lugares para visitar:

1. Plaza de la Villa
2. Los soportales
3. Iglesia de Ntra Sra. De la Asunción
4. Ermita de San Roque (Patrón de la villa)
5. Ermita de Ntra. Sra. de Loreto (Patrona de la Villa)
6. Puente de Santa Ana
7. Ermita de San Bartolomé (S.XVI)
8. Escudos y dinteles


TORRECAMPO

El origen de Torrecampo se remonta a época medieval, momento en que los vecinos de Pedroche se asentaron en estas tierras huyendo de la peste que asolaba su pueblo. Estos, junto a los habitantes del Cerro de la Torre, conformarían lo que hoy es la Villa. En 1484 alcanzó su independencia y formó parte de las Siete Villas de Los Pedroches, quedando sujeta a la jurisdicción y señorío de Córdoba. Su época de mayor esplendor fue entre los siglos XIII y XVII, momento en el que comenzó su inexorable decadencia debido a que durante largo tiempo fue paso obligado desde la Mancha, y tras el hundimiento del Puente sobre el Guadalmez dicha ruta se desvío, motivo por el cual Torrecampo fue perdiendo su importancia. Los alrededores de la villa estuvieron antiguamente poblados, prueba de ello son los múltiples restos que han aparecido por toda la zona. Entre los asentamientos destacan el Castillo de Mogábar, que fue una fortaleza medieval poblada siglos atrás, y el cerro de la Torre, donde todavía se pueden observar restos de lo que fue un atalaya. Es un pueblo que durante toda su historia, y aún en la actualidad, perdura su dedicación a la agricultura y a la ganadería, cuyas blancas y recogidas calles invitan a no romper el silencio y a adentrarse en una paz que resulta inalcanzable en la febril actividad de la ciudad.

  • Lugares para visitar:

1. Parroquia de San Sebastián
2. Casa-Museo Posada del Moro
3. Ermita de Jesús Nazareno
4. La sala de exposiciones “Posito”
5. Ermita Virgen de Gracia
6. Santuario de la Virgen de Veredas
7. Casa del casino


POZOBLANCO
Pozoblanco tuvo su origen en el S. XIV. Existe la creencia de que fue consecuencia de la colonización al instalarse judíos enviados desde Córdoba tras ser liberadas estas tierras de musulmanes, aunque la tradición cuenta que su origen tuvo lugar al asentarse en dicho lugar un grupo de pastores que huían de la peste desatada en Pedroche. Este asentamiento se produjo donde hoy se ubica el Pozo Viejo, auténtico símbolo de la ciudad que dio nombre al actual Pozoblanco.
En 1478 dejó de ser aldea y obtuvo el título de villa. Fue una de las Siete Villas de Los Pedroches y villa de realengo excepto en los años que perteneció, junto al resto de las siete, al marquesado de El Carpio. Su creciente prosperidad en seguida la situó como capital de las Siete Villas de Los Pedroches y de la zona norte del reino de Córdoba, donde se traslada el corregidor de la villa. Su posición geográfica ha convertido a Pozoblanco en capital económica y administrativa de la comarca, sabiendo mantener su sabor de bello pueblo de la sierra.
Celebra con júbilo Las Fiestas de la Virgen de Luna, su patrona que comparte con el vecino municipio de Villanueva de Córdoba, y la Feria de Ntra. Sra. De las Mercedes en la que destacan sus importantes tardes de toros. Gracias a la tradición que ha sabido conservar, son numerosas las verbenas y fiestas populares que aún se celebran en Pozoblanco, como las de San Antonio, San Bartolomé, María Auxiliadora o la del Pozo Viejo, sin olvidar la de San Gregorio o la de San Isidro, en la que se mantiene la tradición centenaria de la quema de muñecas.

  • Lugares para visitar:

1. Plaza de Toros
2. Ciudad del ocio
3. Iglesia de Santa Catalina
4. Plaza del Pozo Viejo
5. Casa de la Viga
6. Museo Marcos Redondo
7. Circulo de Bellas Artes
8. Iglesia Hospital de Jesús Nazareno
9. Iglesia de San Bartolomé
10. Parroquia de San Sebastián
11. Ermita de San Gregorio
12. Ermita de San Antonio
13. Ermita de la Virgen de Luna
14. Monasterio de Pedrique


VILLANUEVA DE CÓRDOBA
Villanueva de Córdoba tuvo su origen entre los años 1348 a 1360, pero su territorio ya estuvo densamente poblado en la antigüedad, en tiempos del Calcolítico y durante los períodos tardorromano y visigodo, prueba de ello es la gran cantidad de vestigios arqueológicos que ha legado nuestro devenir histórico.
En 1553, Carlos V después de los servicios prestados por los habitantes de esta población, le otorgó el título de villa, finalizando de esta forma la dependencia que había mantenido con respecto a la villa matriz de Pedroche.
La localidad de Villanueva de Córdoba se levanta en mitad de un mar de encinas que conforman el mayor bosque adehesado de toda Europa, siendo el granito el material constructivo por excelencia para los edificios civiles y religiosos más relevantes de esta villa.
Uno de los núcleos de población más importantes de la comarca, de gran tradición en el arte de curar el jamón ibérico de bellota, celebra con entusiasmo la Feria del Jamón Ibérico de Bellota y la romería de la Virgen de Luna.

  • Lugares para visitar:

1. Parroquia de San Miguel Arcángel
2. Antigua Audiencia
3. Ayuntamiento
4. Iglesia del Dulce Nombre
5. Parroquia de San Sebastián
6. Hospital Iglesia de Jesús Nazareno
7. Convento de Cristo Rey
8. Centro de Interpretación de la Dehesa.
9. Antiguos pozos y lavaderos públicos

10. Estación de Ferrocarril- Museo Histórico Local


ALCARACEJOS

El Puerto del Calatraveño, insignia y emblema de la zona, marca la entrada natural al sur de Los Pedroches. Singulares paisajes ofrecen los ríos Cuzna y Guadalbarbo. Vigilado por la Chimorra, inquebrantable testigo de un esplendoroso pasado minero, Alcaracejos aparece crucificado al paso del visitante por importantes vías de comunicación que contrastan con el granito y cal de sus calles. En el término tienen cabida los cuatro paisajes fundamentales de Los Pedroches; cereal, zonas de olivar, dehesas ganaderas y monte mediterráneo. La dominación árabe ha dejado como huella un interesante conjunto de molinos árabes en los cursos fluviales que descienden de las estribaciones de Sierra Morena. Los dinteles graníticos de las fachadas de las viviendas tradicionales de Alcaracejos son el rasgo más característico de unas casas de pequeñas ventanas, que en su interior se distribuyen en torno a espacios abovedados. Sus fachadas son utilizadas cada cuatro años para la representación popular del Auto Sacramental Los Coloquios de la Infancia de Jesús.

  • Lugares para visitar:

1. Plaza de Los Pedroches
2. Iglesia de San Andrés
3. Museo de la Matanza
4. Ermita de San Sebastián
5. Mirador
6. Punto de educación ambiental

7. Merendero Público Pozo de la Benita


AÑORA 
El término Añora tiene su origen en la palabra árabe naura, que significa noria. Según los estudiosos, existen distintas teorías en torno a la creación del núcleo urbano aunque parece claro que los primeros habitantes de Añora procedían de la vecina Torremilano, dependiendo jurídicamente la primera localidad de la segunda hasta que a aquella le fue concedida su independencia. En cuanto a la fundación de Añora, ésta debió ocurrir en la segunda mitad del S. XIV, coincidiendo con la aparición de nuevos núcleos urbanos en la comarca en torno a Pedroche y Torremilano. El día 27 de mayo de 1553 la Corona concedió el Título de Villa a la localidad, pasando a formar parte de las Siete Villas de los Pedroches, territorio comarcal como tierra de realengo dependiente de la jurisdicción de Córdoba, hasta que hubo un reparto de las tierras comunales a mediados del S. XIX. Destaca la arquitectura popular de esta población: calles enteras con fachadas de sillares de granito remarcados de blancas tiras. Las cruces que adornan plazas y calles, son engalanadas a primeros de mayo en una fiesta declarada de Interés Turístico Nacional de Andalucía, poniendo en relieve el primoroso trabajo que durante meses realizan las mujeres noriegas.

  • Lugares para visitar:

1. Ermita Virgen de la Peña
2. Ermita de San Pedro
3. Parroquia de San Sebastián
4. Plaza de la Iglesia
5. Plaza de las Velardas
6. Ermita y Parque de San Martín

Incluye

  • Transporte
  • Visitas

No Incluye

  • Gastos Personales
  • Almuerzo
  • Comida

EUR € 120por persona